Camino Lebaniego • Una experiencia inolvidable

camino lebaniego

Llega la época de los viajes y las vacaciones, pero tienes tantas opciones en la cabeza que no sabes dónde acudir. No te preocupes, que para eso estamos nosotros, para guiarte. En este artículo te enviaremos hasta Santo Toribio de Liébana, donde puedes disfrutar del Camino Lebaniego.

Este es uno de los más antiguos monasterios en Cantabria y toda una experiencia religiosa de peregrinación. En 2017, el Camino Lebaniego tuvo el Año Jubilar y desde entonces, ha tomado mucha más repercusión entre los visitantes de la región.

La leyenda dice que quienes cumplen con itinerario de este destino, se transforman y no vuelven a ser las mismas. ¿Estás preparado para esta experiencia? Acá te explicaremos los detalles sobre la ruta que debes seguir.

¿Cuál es el objetivo del Camino Lebaniego?

Antes de meternos de lleno en el recorrido, es necesario que conversemos un poco sobre el objetivo final del Camino Lebaniego. ¿Qué hay al final de la ruta? Pues, todo conduce a un monasterio, donde se encuentra el Lignum Crucis, que es el trozo más significativo de la cruz de Jesucristo.

¿Cómo llegó este pedazo de cruz a Cantabria? Hay muchas versiones. Sin embargo, la oficial es que llegó hasta el monasterio junto a los restos de Toribio de Astorga, el obispo católico al cual se le atribuye el nombre de la zona donde se realiza el Camino en el Lebaniego.

Sin embargo, aunque el fin es conseguir el monasterio y el artefacto histórico, este no es un viaje completamente religioso. De hecho, todo se trata de resolver un misterio. ¿Estás listo para esta aventura? Vamos a allá.

lignum crucis lebaniego

Ruta recomendada para realizar el Camino de Lebianego

San Vicente de la Barquera – Cades

La ruta comienza con 28 km, desde San Vicente de la Barquera, exactamente en la Villa Marinera, donde verás dos flechas, una amarilla, que lleva al Camino de Santiago y otra roja, la cual corresponde al Camino Lebaniego. Debes tener mucho cuidado de no confundirte.

Durante esta primera etapa, podrás aprovechar para conocer la Iglesia María de Los Ángeles, un recinto mágico repleto de mucho arte gótico y desde donde es posible observar una de las obras más icónicas del renacimiento español: El Sepulcro de Antonio del Corro.

Entre otras atracciones que irás viendo, te encontrarás con los castillos de los Picos de Europa, donde se formaban las murallas que servían de protección para la villa de la Barquera. Además, también te vas a topar Muñorrodero, el lugar exacto en el que se cruzan los caminos de Santiago y Lebaniego.

Cades – Cabañes

En la segunda etapa es la más complicada de todas, sobre todo porque estamos hablando de 30,5 km. Teniendo en cuenta esa distancia, es recomendable llevar siempre ropa cómoda y unas buenas zapatillas deportivas. Debes tener cuidado de tu condición física y tener siempre mentalidad positiva para seguir avanzando.

Mientras avanzas, vas a tener la oportunidad de deleitarte con el Collado de Hoz y todo el bonito paisaje que ello implica.

Para llegar al final de este camino, tendrás que ir por Cicera, luego, es necesario que atravieses el Bosque de Robles Milenarios hasta que llegues a Allende. Por último, deberá ir en subida hasta que veas que veas la luz del pueblo de Cebañes.

peregrinos camino lebaniego

Cabañes – Santo Toribio

El último tramo del Camino de Lebaniego es el más corto, sin embargo, no por ello es el más sencillo. De hecho, es quizás el de mayor intensidad y exigencia. Con 13,7 km por recorrer, podrías empezar comiendo un poco de queso de Liébana para reponer energías.

Si continuas en línea recta, te vas a topar el municipio de Potes, donde encontrarás un terreno llano y con muchas atracciones. Sin embargo, lo más destacado en este caso es la Torre del Infantado, que estuvo activa en el siglo XV.

Una vez que hayas pasado por Potes, ya solo te quedarán 4 o 5 km para llegar al monasterio. Sigue avanzando un poco más y tendrás la suerte de poder entrar y ver el Lignum Crucis, que como hemos explicado antes, se rumora que es el trozo más grande de la cruz en la que fue sacrificado Jesucristo.

monasterio camino lebaniego

¿Cómo puedo probar que realicé esta travesía?

Una cosa es culminar el Camino Lebaniego y otra muy distinta es comprobarlo. Para que tus amigos y conocidos no te tilden de mentiroso, es necesario que sacar el certificado lebaniego. ¿Dónde y cómo puedes hacer esto? Presta atención y lo averiguarás.

Durante toda la ruta, encontrarás diferentes iglesias y pequeños monasterios. Dentro de cada uno de estos recintos, estarán algunos de los peregrinos ancianos que te entregarán un documento firmado por cada paso que vayas dando.

Al finalizar y encontrar el Lignum, deberías tener 5 diplomas en tu poder. De este modo, podrás hacer la verificación de tu estatus como peregrino o como viajero aventurero.

Así que ya lo sabes, si sales de vacaciones y no te decides dónde ir, no puedes dejar por fuera la opción del Camino Lebaniego, para que conozcas un territorio sagrado dentro de la región de Cantabria.