La Ruta de la Cova Tallada

La ruta de la Cova Tallada es siempre una buena opción para disfrutar de un día diferente. Esta maravilla natural está ubicada al norte del pueblo de Jávea (Xàbia), en la Reserva Natural del Cabo San Antonio, específicamente dentro del Parque Natural del Montgó (provincia de Alicante). 

Es un sitio lleno de historia y misticismo. Tal como su nombre lo indica, su mayor atractivo es la impresionante cova o cueva marina que fue tallada debido a la extracción de la piedra tosca (arenisca), y que era utilizada en las construcciones típicas de la zona, como la Iglesia de San Bartolomé de Jávea, el castillo de Denia y otros edificios similares. 

Junto a los dos Muntanyars y los Baños de la Reina, la Cova Tallada conforma uno de los tres principales yacimientos de piedra tosca de la localidad. Cuando dejó de utilizarse como cantera, se cree que fue utilizada como refugio secreto para los submarinos alemanes durante la Segunda Guerra Mundial.  

La ruta tiene apenas un kilómetro, con muy poco desnivel, excepto por una zona de algunos escalones. Por su poca complejidad se ha convertido en una de las favoritas de los turistas de todas partes del mundo. Además el camino está muy bien señalizado, lo que hace el paseo mucho más accesible. 

La ruta desde Jávea o Denia  

Una de las grandes ventajas de esta ruta es que puede realizarse de diferentes formas. Se puede llegar caminando, haciendo senderismo por la montaña desde Jávea Denia. También se puede hacer el camino desde el mar, a través de kayaks o haciendo paddle surf. Cualquiera que sea la forma que se elija, siempre será una estupenda experiencia.  

Para hacer la ruta desde Jávea muchos visitantes empiezan desde el puerto, junto al club náutico, donde hay un sendero que sube hasta el cabo de San Antonio. Ya arriba hay que seguir por la planicie de “Les Planes” hasta el sendero que se puede ver junto al Monasterio de los Jerónimos.  

Otros senderistas prefieren subir en automóvil hasta la planicie, y desde allí iniciar la ruta. Las vistas durante todo el recorrido definitivamente valen la pena. Se puede apreciar toda la costa de Jávea, y disfrutar de las bellezas del cabo de San Antonio. 

El camino desde Denia suele ser más sencillo. Con una duración de unos 25 minutos y una longitud de 750 metros, es un bonito paseo que transcurre paralelo al mar mediterráneo, por un pequeño acantilado. 

Muy cerca del sendero para ir a la cueva, se encuentra otro de los lugares de interés del recorrido: la Torre del GerroEsta torre circular, de 13,5 metros de altura, fue construida en el siglo XVI como lugar para vigilar los ataques de piratas de la época, y forma parte de la gran red de torres que hay a lo largo de toda la costa.  

El interior de la cueva  

Indudablemente la mayor alegría del paseo es llegar a la cueva. Es un lugar impresionante para explorar y descubrir. Tiene 75 metros de ancho y una altura de unos 15 metros. En ella se destacan cinco “puertas” naturales por las que entra un mar de azul intenso y transparente, formando así pequeñas balsas de agua fría, ya que no reciben los rayos del sol.  

En una de estas entradas puede leerse una inscripción sobre la roca que hace mención a la visita de Felipe III, quien estuvo allí en 1599. Philipus III hisp rex cavernam hanc penetravit an MDXCIX, dice el escrito tallado en la piedra. 

Justo frente a una de estas entradas se construyó un islote artificial con roca extraída de la cueva. Es una especie de puertecito que sirve de estancia para los turistas.

Dentro de la cueva existen también grandes pasadizos que no tienen ningún tipo de iluminación. Pero con el calzado y los implementos adecuados es posible recorrerla.  

Los paisajes y vistas en los alrededores de la cueva son extraordinarios. La variedad de especies marinas es fascinante, por lo que muchos aprovechan para hacer snorkel o bucear. Algunas personas optan por ir nadando hasta el islote. Las opciones son diversas. 

 

Recomendaciones  

Para muchos la ruta de la Cova Tallada no es solo un sitio de esparcimiento y recreación, sino que representa un lugar sagrado en el que se produce una innegable comunión entre naturaleza y ser humano.  

Como recomendaciones para visitar esta ruta hay que destacar la importancia de un calzado adecuado, ya que presenta un terreno rocoso muy irregular. Por eso lo más conveniente es utilizar un calzado especial para montaña, o en todo caso zapatos de deporte con buena suela. Al momento de darte un baño también debes proteger tus pies de las rocas.   

Como suele ocurrir con los lugares de gran atractivo turístico, la ruta de la Cova Tallada es un sitio muy concurrido, especialmente en verano, cuando la cantidad de visitantes se incrementa considerablemente. 

Por esta razón, en determinado momento el acceso es restringido. La razón principal para ello tiene que ver con reducir el posible impacto ecológico en el ambiente Además de esto, también se realiza una reserva para la visita, asignando un día y hora específicos para el paseo. 

También es importante tomar en cuenta que se trata de un lugar sin ningún tipo de servicios turísticos o recreativos, por lo que los visitantes deben llevar los alimentos o bebidas que quieran consumir, así como cualquier otro implemento para el camino.

Si estás buscando un destino divertido y aventurero a la vez, pero no tienes idea de qué visitar, la Cova Tallada es ideal. El acceso es sencillo y pasarás un día totalmente distinto rodeado de una increíble maravilla natural. No lo pienses más y anímate a descubrir sus encantos.