Mejores rutas Picos de Europa

El Parque Nacional Picos de Europa ofrece uno de los paisajes más bellos del continente. Está ubicado en la cordillera Cantábrica, en los territorios de tres comunidades autónomas:  Asturias, Cantabria y León.

Con una superficie total de 67.455 hectáreas, “Los Picos”, como se le conoce generalmente, es un destino turístico que destaca no solo por sus bellos parajes naturales. Es una de las reservas más famosas del mundo con ecosistemas ligados al bosque atlántico. Además, cuenta con la formación caliza más grande de la Europa Atlántica.

Muchos no saben que este Parque Nacional es heredero del primer Parque Nacional español. Y ese no es otro que el de la Montaña de Covadonga, que fue creado en 1918 al amparo de la Ley de Parques Nacionales de 1916.

Con 1.913.858 visitantes (2015), hoy en día es el tercer parque nacional más visitado de España, después del Parque nacional del Teide (Tenerife) y el Parque nacional de la Sierra de Guadarrama (Madrid-Castilla y León).

Experiencia fascinante

Recorrer este lugar es una extraordinaria y fascinante experiencia. Su paisaje es cárstico. Incluye desfiladeros y gargantas, pero también bellísimos valles y ríos, y una increíble  densidad de fauna salvaje y flora subalpina, por encima de los 1.600 metros.

El Parque Picos de Europa se extiende unos 40 kilómetros de largo (este-oeste) y 20 kilómetros de ancho (norte-sur). En el parque diferencian tres macizos: El macizo occidental (El Cornión), el macizo central (Los Urrieles), y el macizo oriental (Andara).

Los tres están delimitados por los desfiladeros de los ríos salmoneros Cares, Sella, Deva y Duje y Deva. El macizo occidental, con su cota más alta, la Peña Santa de Castilla (2.596 metros), es el más grande y variado y el más utilizado para rutas de senderismo.

El más deshabitado es el macizo central. Allí se encuentra la Torre Cerredo, el punto más alto de los tres macizos y del norte de España (2.648 metros).

Variedad de opciones

Dentro del Parque Nacional Picos de Europa existen al menos 30 sendas de pequeño recorrido, que cubren las zonas más emblemáticas de este importante espacio verde.  La diversidad de ecosistemas es realmente extraordinaria y el trayecto permite disfrutar de un paseo excepcional.

Se pueden encontrar valles glaciares, bosques mixtos, avellanares, pastizales alpinos, lagos glaciares, crestas, peñas, picos, En fin, la variedad es la principal protagonista en este destino natural tan importante.

A continuación, compartimos varias rutas de interés que se cuentan dentro de las preferidas por los visitantes. Ya sea que se decida realizar andando, en bicicleta o de cualquier otra forma, el recorrido siempre valdrá la pena.

Lagos de Covadonga

De una dificultad prácticamente mínima, este trayecto circular de unos 3.65 kilómetros (solo ida) es uno de los más populares del parque. Se realiza en una o dos horas, dependiendo del ritmo que lleve la persona y de cuál sea el camino que se escoja.

Por su fácil acceso es una de las rutas más recomendadas para visitar con niños. El acceso más sencillo es saliendo desde Cangas de Onís, un lindo pueblo situado a los pies del macizo. En tan solo 10 minutos se llega al Santuario de Covadonga, parada obligada antes de emprender el camino a los lagos.

Uno de los atractivos del lugar es la Santa Cueva de Covadonga, que alberga una  pequeña capilla en honor a la Virgen de Covadonga ‘La Santina’ y la tumba de don Pelayo,  dos símbolos representativos de la cultura asturiana.

Desde la cueva se observan unas preciosas vistas de la Basílica de Santa María la Real de Covadonga. Otros sitios de interés que no puedes dejar de visitar son el Hayedo Palomberu, las minas de La Buferrera, El Mirador del Príncipe y el teleférico de Fuente De.

Poncebos- Bulnes

Este bello pueblo está ubicado en el corazón de los Picos de Europa. Quizás parte de su encanto es que no tiene acceso por carretera. Para llegar a Bulnes hay que recorrer una preciosa y sencilla ruta de senderismo que vale la pena de principio a fin.

Partiendo desde Poncebos, es un recorrido de apenas cuatro kilómetros. Al adentrarse se van encontrando pronunciados caminos en zigzags, y luego un ascenso por el Canal del Tejo. La belleza del sendero se realza con el ruido de un riachuelo, y gigantes paredes de roca caliza. Un paisaje que vale la pena conocer.

Para quienes no andan en plan de senderismo una buena opción es tomar el funicular que lleva prácticamente a los pies del pueblo. Al llegar, no dudes en recorrer las bellas casas de piedra. Tampoco dejes de visitar el mirador del Naranjo de Bulnes, un ícono de la escalada en roca.

Sotres, el pueblo más alto de los Picos

Saliendo desde Arenas de Cabrales y pasando por Poncebos llegamos a Sotres, el pueblo más alto de Picos de Europa (1050 metros de altitud). Destaca por sus encantadoras calles y casitas de piedra, enmarcada por el espacio natural que las rodea.

Ubicado en el corazón de las Peñas, Sotres es el punto de acceso a numerosas rutas de montaña del Macizo Central de los Picos de Europa. Entre ellas el mítico Naranjo de Bulnes.

Su excelente ubicación lo ha consolidado como el pueblo rey del montañismo en Asturias. Conserva las tradiciones rurales, con cabañas de pastoreo y hasta niebla en algunas zonas dependiendo de la época del año. Las vistas son realmente privilegiadas.

Vega de Ario

Este es uno de los senderos clásicos y más bonitos del macizo occidental de los Picos de Europa. Se encuentra próxima al municipio de Cangas de Onís. Se trata de un recorrido lineal, de unos 15 kilómetros, que suele realizarse en unas seis horas.

Dada su dificultad media, para realizarla es necesario tomar en cuenta las condiciones metereológicas, en especial si hay niebla. La ruta está integrada por un gran pastizal con praderas y altos picos.

Sin embargo, otra de las ventajas de esta ruta es que es ideal tanto para quienes quieren hacer grandes recorridos, como para los que quienes hacer paseos cortos por el parque.

La ruta parte del lago Ercina, uno de los famosos lagos de Covadonga.  A partir de allí el itinerario sigue hacia la majada de la Veguina, bordeando el lago, y de allí se sube a través del canal de la Cuenye hasta alcanzar la majada de las Bobias.

A lo largo de todo el trayecto hay señalizaciones que indican el camino a seguir. Otros de los puntos de interés de la ruta son: la majada de la Redondiella, la cuesta de las Reblagas, la campera de las Campizas y el collado de El Jito. Desde allí se disfruta de unas vistas preciosas del macizo central o de Los Urrieles.

Pico Urriellu

Conocido como el Naranjo de Bulnes es uno de los lugares más emblemáticos de Picos de Europa. Esta montaña asturiana de 2519 metros que asciende hasta la base del pico desde la localidad de Sotres, ofrece una ruta de senderismo perfecta para los amantes de esta práctica.

Quienes disfrutan de escalar también tienen en el Pico Urrielu una gran oportunidad de probar sus habilidades. Es todo un reto para los que se arriesgan a vivir esta aventura. Todas sus caras tienen alguna ruta de dificultad moderada y más o menos asequible.

A pie de la carretera se encuentran varios miradores que permiten disfrutar de bellas imágenes. Los más  accesibles se encuentran en Poo de Cabrales, Asiego y Camarmeña. Están muy próximos entre sí y cada uno con unas vistas desde un ángulo diferente.

Diversas rutas para disfrutar de un parque que se distingue por su gran belleza. En los Picos de Europa, tienes una opción de lujo para estar en contacto con la naturaleza. No lo pienses dos veces y planifica ya tu viaje a este maravilloso destino.

 

 

 

 

Valora la Actividad

Puntuación Media 0 / 5. Total Valoraciones: 0

Se el primero en Valorar esta Actividad!