Mejores Rutas por El Pardo

El Monte El Pardo es uno de los espacios verdes más impresionantes de Madrid. Está ubicado al norte de la imponente capital española, en una espectacular zona boscosa enclavado en el curso medio del río Manzanares. 

A El Pardo se le considera el bosque mediterráneo más importante de la Comunidad de Madrid. No solo por sus extraordinarias zonas naturales, sino también por su amplio patrimonio cultural.

Con sus casi 16.000 hectáreas es uno de los mejor conservados de Europa. Cuenta con al menos 120 especies de flora y unas 200 especies vertebradas de fauna. Aunque no siempre ocurre, en su interior es posible observar ciervos, jabalíes e incluso ejemplares de la águila imperial ibérica, una especie en peligro de extinción.

El Pardo se encuentra integrado en el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares. Una excursión a este lugar, es sin duda uno de los mejores paseos en Madrid.

Se cree que desde la Edad Media El Pardo fue un lugar de recreación y caza para la monarquía española. De hecho el lugar ofrece una interesante mezcla entre naturaleza e historia, lo que se evidencia en diversos edificios que aún se conservan. Es el caso del Palacio Real de El Pardo, el convento del Cristo del Pardo, la casita del príncipe y el castillo de Viñuelas 

Con el paso de los años el Pardo se ha convertido en un sorprendente refugio para los madrileños. La razón es, sin duda, la gran belleza de sus paisajes, y su cercana ubicación de la urbe capitalina.  

En los Montes de El Pardo se encuentran diversas rutas que están perfectamente señalizadas. En este artículo te contamos sobre los diversos lugares te interés que puedes visitar en estas rutas, en las que la práctica del senderismo es una de las más habituales. Una grata experiencia que no te puedes perder a unos pocos kilómetros de Madrid.

Corredor ambiental del río Manzanares  

Esta es una de las rutas más populares en El Prado. Se extiende paralela al río y es muy fácil de realizar, ya que prácticamente no tiene desniveles. Muchos visitantes suelen iniciar aparcando en la entrada del Complejo Deportivo Somontes. 

Desde allí el recorrido sigue hasta la presa de MingorrubioSon en total unos 10 kilómetros (solo ida), que pueden ser extenuantes para muchos, por lo que algunos sencillamente optan por hacer el paseo en bicicleta.  

Después de sobrepasar el complejo deportivo hay una zona para merendar, y posteriormente el visitante se adentra en un amplio espacio natural en el que se observan eneas, arbustos y juncos; pero también fresnos, olmos y otros árboles que agregan una sorprendente belleza al lugar. 

Después de allí finalmente se llega a la zona urbana de El Pardo que limita con el río. Otros lugares de paso son el puente de Capuchinos, por donde podemos subir hacia el  Cristo y el Torreón. Si decidimos seguir el paseo junto al río llegamos al Parque de Mingorrubio.  

Cerca de allí se encuentra uno de los lugares de interés que también vale la pena destacar. Se trata del embalse de El Pardo, al que se puede llegar por el margen izquierdo; y que está rodeado de bancos, columpios y puestos de pesca. Desde aquí se emprende el camino de regreso del recorrido.  

Miradores de Valpalomero 

Esta opción puede realizarse de varias maneras. Todo dependerá de qué tanto quiera recorrer el visitante. Una opción es hacer una excursión no muy larga, que comienza desde algún punto luego de haber pasado el túnel del tren que lleva a La Quinta del Duque del Arco. 

Incluso si se quiere hacer una ruta aún más corta, se puede acceder desde la carretera del Pardo a Fuencarral, que lleva hasta el muro trasero del recinto de La Quinta.

En las cercanías se encuentra una amplia zona de recreación, una fuente de piedra, y varios miradores, con vistas espectaculares de la ciudad y de la sierra. 

La Quinta del Duque del Arco 

Este paseo puede servir para complementar los anteriores, ya que existe poca distancia entre ambos. Este conjunto, también conocido como la Quinta de El Pardo, pertenece al Patrimonio Nacional y sin duda merece una visita.  

Cuenta con un fantástico jardín, desde el que se puede disfrutar de unas espectaculares panorámicas y de agradables atardeceres, conocido como el Cuartel de Querada. 

El origen de la Quinta se remonta al año 1717. La construcción estuvo a cargo del Duque del Arco, quien encomendó la construcción de una edificación similar al famoso Palacio de la Zarzuela, del arquitecto Juan Gómez de Mora. Tras su muerte en 1745 la quinta fue donada a los reyes Felipe V e Isabel de Farnesio.   

Palacio Real  

Otra de las paradas obligadas en este paseo es el Palacio Real de El Pardo, lugar emblemático en el que se alojan los jefes de Estado que viajan a España cuando van a alguna visita oficial. También es el lugar utilizado por la Familia Real Española para celebrar actos oficiales y sociales. 

Dentro de los muros de este Palacio se encuentran importantes obras de arte como la Venus de El Pardo de Tiziano y una gran colección de tapices del siglo XVIII. Además cuenta con unos preciosos jardines dignos de admirar.  

Por su gran belleza y el entorno natural en el que se encuentra, actualmente este lugar se ha convertido es una parada obligada para los turistas que quieren disfrutar de los bellos paisajes del Monte El Pardo. 

El Pardo es un pulmón vegetal ideal no solo para disfrutar de la naturaleza a través de grandes caminatas. También es perfecto para la práctica del ciclismo, la observación de aves, el running y hasta la pesca. 

Hay quienes creen que El Pardo aún sigue siendo un lugar prácticamente desconocido para los madrileños; sin embargo, para muchos esta idea poco a poco ha dejado de ser así para convertirse en un destino privilegiado que cada año atrae a más y más turistas. 

Como el gran parque natural que es, hoy es referencia para propios y foráneos que disfrutan de los paseos al aire libre. Cualquiera que sea la ruta que escojas, no dudamos que será una gran experiencia para ti.