Qué llevar en la maleta a la Riviera Maya • Lo indispensable para visitar el paraíso mexicano

Con una belleza inigualable la Riviera Maya es una de las zonas más turísticas de México. Hoy en día se ha convertido en el destino preferido de visitantes locales y de todo el mundo.

Su paisaje de ensueño es la excusa perfecta para el descanso y el disfrute. Se  ubica específicamente al sureste de México, en el estado de Quintana Roo, junto a las costas del Mar Caribe.

Posee una extensión de unos 120 kilómetros que se caracteriza por sus paradisíacas playas de agua azul turquesa y arena blanca y fina.

Un extraordinario paraíso natural en el que se mezclan historia, cultura y tradiciones, con interesantes yacimientos arqueológicos por visitar.

Posee un sinfín de actividades de entretenimiento que requieren que estemos muy bien preparados al momento de tomar esas merecidas vacaciones.

Pero muchas veces nos gana la improvisación y nuestro equipaje suele estar repleto de objetos inútiles que al fin y al cabo quedan rezagados en nuestra habitación, ocupando un espacio de gran valor en la maleta.

Por eso en este artículo te compartimos algunas recomendaciones indispensables al momento de embarcarnos en esta aventura.

Te dejamos saber cuáles son las cosas que debes llevar, para hacer de tu estadía una experiencia inolvidable ¿Estás listo?.

Itinerario

Lo primero que hay que tomar en cuenta al momento de este viaje es el tipo de turismo que queremos hacer. Si bien en la Riviera Maya existen resorts de lujo, spas y hoteles de todo tipo, el contenido de la maleta mucho dependerá de las actividades que lleves en mente realizar.

Por ejemplo, hay paquetes del tipo “todo incluido” que no requieren que lleves sino tu ropa (así de completas suelen ser las ofertas). Pero sin duda mucho influirá el presupuesto con el que cuentes, y especialmente el itinerario.

Por eso lo más recomendable es llevarlo impreso, de modo que puedas ir chequeando qué sitios visitarás y cuáles son las actividades previstas. Ello te permitirá organizar; por ejemplo, la ropa que vas a incluir en la maleta.

Ropa cómoda

Aunque parezca obvio, es importante que recuerdes que la ropa para este destino debe ser lo más cómoda posible. Lo ideal es elegirla pensando en las actividades programadas. Por ejemplo: paseos, clases de buceo, yoga, fiestas o cenas formales.

Sin duda que esta selección es muy personal, pero lo que sí es común en cada turista es planificar lo más posible las piezas apropiadas para cada ocasión. No deben faltar short o bermudas, trajes de baño, pareos (en el caso de las mujeres), sombreros, gorras y las gafas.

Si vas a viajar en los meses de junio, julio y agosto, considerados los meses de verano en esta zona, lo mejor es que refuerces las medidas de protección contra el sol porque los rayos ultravioleta son muy fuertes.

A pesar del clima semitropical de la Riviera Maya; los meses de enero, febrero y marzo son los más fríos del año. Por eso es vital que empaques también piezas como pantalones y camisas manga larga para que puedas estar bien abrigado, especialmente en las noches.

Desde piezas ligeras y frescas que tomen en cuenta la temperatura a lo largo del día, hasta otras prendas que puedas utilizar en diferentes ocasiones, lo mejor es llevar lo que consideremos necesario y que estemos seguros que sí vamos a utilizar.

Dentro de las rutas de la Riviera Maya por lo general se contemplan algunas excursiones a las zonas más emblemáticas, para conocer la magia de la cultura ancestral.

Tomando en cuenta que estos paseos son largas caminatas de varias horas, lo mejor es incluir además ropa que pueda proteger de los rayos solares y  un calzado adecuado, como por ejemplo zapatillas deportivas.

Artículos en versión miniatura

Para ahorrar espacio en la maleta es perfecta la idea de incluir artículos personales en versión miniatura, que siempre sacan de apuros en caso de algún inconveniente.

Un cepillo de dientes viajero, una pasta de dientes, crema humectante, cremas biodegradables para evitar perjudicar este ecosistema considerado uno de los más puros del mundo,  y por supuesto el protector solar para contrarrestar los daños que pueda ocasionar el sol.

Lo más adecuado es que estas presentaciones no superen los 100 ml, cuando se trata llevarlas en equipaje de mano, tomando en cuenta que las medidas de seguridad varían en cada aeropuerto.

Botiquín de primeros auxilios

De nuevo esta opción varía de acuerdo con el turista. Si se trata de alguien que presenta alguna condición especial de salud, sin duda es importante prestar atención a esto.

En caso de que no sea así, no está demás incluir algún medicamento que pueda ayudar contra la insolación u otros para dolor general o malestar estomacal, en caso de algún problema con la comida.

Recordemos que en la gastronomía mexicana existen ingredientes como el picante que pueden ser sensibles para algunas personas. Sin duda, en este caso es mejor prevenir que lamentar.

Es importante que tomes en cuenta que entre los meses de mayo a octubre la Riviera Maya suele estar más llena de mosquitos que en otras épocas del año. Por eso hay que  evitar picaduras, sobre todo en los más pequeños.

Para ello es apropiado llevar en la maleta algún repelente para insectos y las pulseras antimosquitos también pueden ayudar. Esto es especialmente útil si la visita contempla alguna actividad de senderismo o paseo por las montañas o zonas en las que se pueda sufrir con la presencia de estos animalitos.

De hecho en la Riviera Maya, especialmente en zonas poco frecuentadas por los turistas y que cuentan con abundante vegetación, existen variedad de mosquitos que pueden transmitir enfermedades graves, como es el caso del dengue.

Dinero en efectivo

Pese a que la gran mayoría de los establecimientos suelen aceptar tarjetas de débito y crédito, no está demás llevar cierta cantidad de dinero en efectivo, ya sea en la moneda local, el peso mexicano, o en dólares.

Nuestra recomendación es que en la lista de cosas para llevar incluyas una cantidad determinada con la que puedas cubrir propinas o también pagar transporte como taxis y  autobuses.

El tema de contar con el dinero en efectivo también ayuda al momento de comprar pequeños souvenirs que nunca están demás al momento de llevarte un detalle para recordar el viaje.

Aparatos electrónicos

Si eres un fanático de los equipos electrónicos no olvides incluir varios cargadores y baterías. Ocurre mucho en el caso de las cámaras.

Muchas veces la belleza del paisaje nos lleva a tomar una gran cantidad de fotos y si no estamos bien preparados podemos llegar a perdernos de captar un momento especial al tener la memoria llena.

Es ideal que incluyas baterías externas, en caso de que vayas a pasar muchas horas fuera del hotel, en el vuelo o en excursiones.

Recuerda que los enchufes en México son los mismos que en Estados Unidos, es decir, tienen tres “polos” en vez de dos, como en Europa. Por eso, es imprescindible que viajes con un adaptador de corriente.

Debes tener en cuenta que el voltaje es distinto por lo que algunos dispositivos europeos pueden tardar el doble en cargarse (aunque la mayoría de cargadores actuales se adaptan al voltaje americano).

No olvides que en cualquier viaje la idea siempre es pasarla bien y disfrutar al máximo, pero para lograrlo la planificación es fundamental.

De cualquier forma, recuerda que al ser un destino tan frecuentado muchos de los objetos que quizás olvides llevar en tu maleta seguramente podrás encontrarlos en la Riviera Maya.

Así que tú preocúpate por regalarte descanso y relajación, porque bien que te lo mereces, y no dejes de vivir esta maravillosa experiencia.