Qué ver en Madrid en dos días • Lo que no te puedes perder

Inquieta y encantadora. Histórica y cosmopolita. A Madrid hay que volver una y otra vez. Las opciones son interminables y siempre hay algo nuevo, e interesante, que hacer. Madrid nunca deja de sorprender a quién la visita.

Aunque no fue fácil elegir entre tantos lugares, preparamos este itinerario de solo 48 horas, perfecto para una escapada de fin de semana. Te recomendamos iniciar el sábado en la mañana para aprovechar el día. Lo mejor es ir caminando o en metro, así apreciarás mejor cada detalle.

Lugares imprescindibles

Puerta del Sol 

El recorrido comienza en la Puerta del Sol, en pleno centro histórico de Madrid y sus monumentos más conocidos. Después de tomarte la foto obligada con la escultura del Oso y el Madroño, emblema de la ciudad, te encantará recorrer la plaza y dejarte atrapar por la efervescencia de sus alrededores.

Puerta del Sol

Hay mucho que ver: el edificio de la Casa de Correos, la escultura de la Mariblanca, el Caballo de Carlos III, la Placa del Kilómetro Cero o la famosa publicidad de Tío Pepe.

Si aún no has desayunado, justo en la esquina de la Puerta del Sol con la Calle Mayor, puedes entrar a la mítica pastelería La Mallorquina, que funciona desde 1894.

Te fascinará su increíble variedad de pasteles, dulces, productos salados y su generosa oferta de café y té.  Eso sí, su fama no es gratis. En especial en las mañanas es muy concurrido, así que ten paciencia.

Plaza Mayor

A pocos metros se encuentra la Plaza Mayor. Un dato curioso es que es la plaza que más veces ha cambiado su nombre. Fue Plaza del Arrabal, de la Constitución, Plaza Real, de la República, de la República Federal y por fin, Mayor.

Plaza Mayor

No dejes de ver la Estatua de Felipe III, la Casa de la Panadería y el Arco de Cuchilleros, la más conocida de las nueve puertas de acceso que tiene la plaza.

Plaza de Oriente

Vale la pena detenerse en la Plaza de Villa, uno de los rincones más hermosos del Madrid Antiguo. Contiene una serie de edificios de distintas épocas, entre ellos la Casa y Torre de los Lujanes, la Casa de Cisneros y la Casa de la Villa.

Plaza Oriente

Luego continuamos hacia la Calle Alcalá, llegando a la monumental Plaza de Oriente. Tómate un momento para andar por sus encantadores jardines centrales en forma de cuadrícula, ataviados con extensas plantaciones florales. Ahí puedes visitar también el Teatro o la Ópera Real.

Palacio Real

Otra parada ineludible es el majestuoso Palacio Real, la residencia oficial de los Reyes de España. Hoy en día solo es utilizado para ceremonias de Estado y actos solemnes, pues los reyes habitan en el Palacio de la Zarzuela.

Palacio Real

Algunos lo consideran el más imponente de Europa, con 135.000 metros cuadrados y 3.000 salas y habitaciones. Sin duda merece una visita. Quedarás impresionado de su arquitectura neoclásica del siglo XVIII y su gran escalera principal que lleva a los aposentos del Rey.

Es un verdadero viaje en el tiempo. Te recrearás con las colecciones de tapices del Renacimiento, piezas de orfebrería, pinturas y legendarios instrumentos musicales como los famosos Stradivarius.

Catedral de la Almudena

A escasos metros se encuentran los bellísimos Jardines del Campo del Moro y los Jardines de Sabatini; custodiados por fuentes, frondosos árboles y sigilosas esculturas de mármol blanco.

No dejes de entrar a la Catedral de la Almudena. Te sorprenderá su interior con detalles completamente distintos a otras construcciones similares. Los colores vivos en el techo y las vidrieras son ejemplo de ello. Una verdadera joya arquitectónica.

Catedral de La Almudena

El sabor de Madrid

El Mercado San Miguel es una  excelente opción durante el recorrido,en especial si eres un apasionado de la cocina. Con más de 100 años de historia es uno de los principales mercados gastronómicos del mundo.

Mercado de San Miguel

No hay mejor lugar para conocer la esencia y los sabores de cada rincón de España. Un delicioso jamón ibérico, mariscos frescos o un suculento queso de Castilla o Asturias,  son algunos de los productos típicos que encontrarás. ¿Y las tapas? Hay para todos los gustos. Cada puesto es una tentadora propuesta.

Arte por doquier

Si el arte es tu pasión estás en la ciudad indicada. Te encantará el Museo Nacional del Prado. Allí reposa la colección de pintura española más completa del mundo. Las Meninas de Velásquez o la Maja Desnuda de Goya son dos de sus obras más importantes.

Museo del Prado

Antes de ingresar te recomendamos consultar una guía para que  aproveches mejor el tiempo. Pasa también por el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, donde se exhibe el famoso Guernica de Picasso.

Museo Reina Sofía

Después de tanta caminata quizás te provoque relajarte un rato. Para ello la mejor elección es el Parque del Retiro. Puedes disfrutar de la naturaleza admirando los jardines y fuentes y hallar un momento de quietud contemplando el lago.

Parque El Retiro

Otros sitios que ver allí son La Estatua del Ángel Caído, el Palacio de Cristal y La Rosaleda, un bonito y colorido recinto de jardines que en primavera es un verdadero regalo visual.

Estadio Santiago Bernabéu

En España el fútbol es una verdadera de pasión, así que en este viaje no puedes olvidar la visita el Santiago Bernabéu, uno de los campos de fútbol con mayor aforo del país (más de 80.000 personas).

Estadio Santiago Bernabéu

Si eres un fanático de este deporte, y en especial del Real Madrid, visitarlo será todo un sueño hecho realidad.

Te recomendamos hacer un tour por todos sus rincones. El recorrido incluye conocer los vestuarios, la exposición de trofeos e incluso pisar el terreno de juego mientras te impregnas de la historia del emblemático equipo.

Para celebrar

Otro punto de interés es el Palacio de Cibeles, anteriormente conocido como Palacio de Comunicaciones. Desde 2007 es la sede del Ayuntamiento de Madrid.

En el cruce entre el Paseo del Prado y la Calle Alcalá se encuentra tala Plaza de la Cibeles, una de las más tradicionales de Madrid. La presiden una hermosa fuente que representa a la diosa homónima y que en sus inicios abastecía de agua a los madrileños.

Plaza de Cibeles

¿Sabes por qué otro motivo es conocida esta plaza? ¡Sí, adivinaste!. Desde hace muchos años es el lugar de celebración de las victorias del Real Madrid.

Antes de seguir haz una pausa en el edificio del Círculo de Bellas Artes. En la azotea te espera una acogedora terraza con el mejor mirador de Madrid. Las vistas son sensacionales.

Azotea del Círculo de Bellas Artes

Otras recomendaciones

Por muy breve que sea, ningún viaje a Madrid está completo sin visitar la Gran Vía, el bulevar más famoso y principal eje comercial y turístico de la ciudad. Cualquier época del año es perfecta para entretenerse con la gran diversidad de restaurantes, hoteles, tiendas de moda y cines.

Aquí, todos los días, a todas horas, hay algo por hacer. ¿Te provoca una caña mientras hablas con tus amigos? El dilema será escoger. Los locales son tan variopintos como la mezcla de culturas y nacionalidades de los habitantes.

La escapada también incluye un breve paseo por la emblemática Puerta de Alcalá, en la Plaza de la Independencia. Ubicada en un punto neurálgico del tráfico madrileño, es una puerta de granito y piedra blanca de 1.95 metros de altura de gran belleza.

El domingo no te vayas sin visitar El Rastro, el mercadillo más simpático, entretenido y pintoresco de Madrid. Podrás comprar los más variados productos y un sinfín de curiosos y antiguos objetos  que recuerdan los más de 400 años de historia del lugar.

Corto pero fructífero. Así es este recorrido. Hay mucho por ver y hacer. Sabemos que dos días es poco. Aún así, no dudamos que  disfrutarás plenamente lo mejor de la capital española.

Deja un comentario

Nota: Los comentarios en el sitio web reflejan las opiniones de sus autores, no necesariamente las del porta. Evita insultar o usar un lenguaje inadecuado. Nos reservamos el derecho de borrar cualquier comentario sin previo aviso.

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*