Filtrar escapadas

Escapadas en Cantabria

Hermosa, luminosa y apasionante. Así, con estas tres grandes y poderosas palabras podemos describir Cantabria, la “región infinita” de España, poseedora de una costa maravillosa, de grandes montañas y pueblos fascinantes, que sin duda te llevarán esta vida y parte de la otra descubrirlos y disfrutarlos al máximo.Cantabria es una comunidad autónoma con paisajes naturales únicos que la convierten en una de las joyas más preciadas de Europa. Por lo tanto, cuenta con una oferta turística enorme capaz de complacer hasta los gustos más exigentes. Ahora, sigue con nosotros y déjate sorprender por sus rincones de encanto.

¿Qué hacer en Cantabria?

Hay un montón de cosas que hacer en Cantabria. Tantas que sería misión casi imposible describirlas todas en un solo post. Pero como estamos aquí para ayudarte a organizar tu viaje, hemos preparado una guía con las mejores actividades para desarrollar, por lo menos durante un primer encuentro.Playas. Sí, dicen que en el mar la vida es más sabrosa, pero lo será aún más si las disfrutas en Cantabria. La Costa Quebrada, próxima a Santander, capital de la comunidad autónoma de la que hacemos referencia, te sorprenderá. Posee 10 kilómetros de costa para que puedas nadar y tomar el sol a placer donde desees.Otras alternativas para desconectar un día en el mar son playas Portío y de la Arnía, donde, por cierto, las puestas de sol se ven geniales. También hay otras más de 60 regadas por toda la comunidad, disponibles para garantizar un sano esparcimiento a los turistas.Si después de un día de agua salada, sol y arena deseas continuar la travesía hacia Santander, puedes visitar el Faro de Cabo MayorLas puestas de sol en ese lugar son una buena recomendación de cosas por hacer. Aunque para llegar deberás recorrer la Senda Mataleñas, desde donde tendrás una vista privilegiada de las playas y acantilados.El Bosque de Secuoyas de Cabezón es un buen lugar para pasear y fusionarte con la naturaleza. Es que además de mirar y sentirte chico ante las enormes secuoyas (árboles de al menos 40 metros de altura), respirarás el aire más puro y fresco de la zona.Y ni hablar del sitio de nacimiento del río Asón, uno de los destinos imprescindibles del itinerario de viaje. Lo mejor será su cascada de 70 metros de altura, razón por la que debes incluirla en la larga lista de lugares para visitar dentro de Cantabria.Aprovecha tu paso por la comarca Alto Asón para presenciar otros espectáculos de la naturaleza como los rápidos del río Gándara o de visitar sitios con encanto como las cuevas de Conventosa y Cullalvera.Este primer viaje a Cantabria no puede terminar sin que hayas conocido un palacio colorido, súper hermoso y muestra de un legado cultural delirante. Se trata del Capricho de Guadí, que no es más que una de las obras con sello Antonio Guadí, considerado el genio de la arquitectura de la Madre Patria.

¿Dónde comer en Cantabria?

Sí, es cierto, Cantabria posee playas, montañas, miradores, pueblos y bosques que la han convertido en una alternativa real para los turistas. Pero es igual de aclamada su gastronomía, esa que es mejor degustar en sus restaurantes. Aquí algunas de nuestras recomendaciones.

La Casa del Indiano

Se trata de uno de los lugares más especiales para comer en Cantabria. Su sazón y sabor son inigualables. Sus platillos, la mayoría tradicionales, son una invitación para visitarlo. También es especialmente valorado por la calidad de sus productos, por su ambiente y excelente atención.

Bodega del Riojano

Es un restaurante, claro… y de los más populares en Santander. Pero también es una especie de museo donde muestran cubas de vino perfectamente pintadas por artistas súper reconocidos. Además, podrás visualizar algunas obras propias de los responsables del local. Ya sabes, en Bodega del Riojano no solo comerás ricas tapas y menús del día a buen precio, también verás mucho arte en cualquier esquina.

Restaurante El Jardín

Sus hermosos jardines harán más especial las comidas en este establecimiento ubicado en el Gran Hotel Balneario Puente Viesgo. Acogedor, sencillo y elegante. Así es este lugar que ha ganado mucha popularidad entre los comensales. Además, ofrece comida tradicional elaborada con productos de calidad.

¿Qué lugares visitar en Cantabria?

De todos los lugares que deben ser visitados en Cantabria, definitivamente los que mencionaremos a continuación serán obligatorios. Así que no puedes perder la oportunidad, por lo menos no en esta primera visita. ¡Acompáñanos!

Santander

La capital de Cantabria no podía dejar de faltar en esta lista. Posee playas, monumentos, edificios y plazas imprescindibles. Es de esos lugares encantadores que querrás conocer en medio de excursiones. Visitar Santander se convertirá en una de las mejores experiencias que como turista que hayas tenido jamás.

Picos de Europa

Las montañas son espacios naturales que seducen dentro de Cantabria. Y el más representativo es sin duda Picos de Europa, con altitud de 2500 metros. Puedes ascender fácilmente hasta los 1823 metros gracias al Teleférico de Fuente Dé. Mientras eres transportado hasta este punto, podrás observar desde lo más alto todo el paisaje. ¡Impresionante, ¿no?!

Santillana del Mar

Déjate sorprender en Santillana del Mar por sus calles empedradas, casas llenas de flores y por la hospitalidad de su gente. Es un pueblo de Cantabria que tienes que recorrer para conocerlo y disfrutarlo. Aunque la Cueva de Altamira es la más popular de España y está ubicada en este sitio de singular belleza, solo tendrás acceso a una réplica ubicada en el Museo de Altamira.

¿Cómo llegar a Cantabria?

Si vas en coche particular y partes desde ciudades como Madrid, León y Castilla deberás coger la autovía A-67. Ahora, la A-8 es esencial si partes desde Asturias o desde el Mediterráneo.Llegar en avión también es factible, El Aeropuerto de Santander, uno de los más importantes, conecta con ciudades como Madrid, Málaga, Barcelona, Islas Canarias, Islas Baleares y Alicante.Para viajar en tren a través de líneas como Renfe, tendrás que salir de Madrid, Cádiz y Alicante. Puedes concluir la travesía en Santander, cuya estación es bastante céntrica.